Comunidades






Comunidades Indígenas
las actuales comunidades denominadas El Lipeo y Baritú, ahora "Comunidad Aborígen El Lipeo y Baritú", se encuentran habitadas desde hace aproximadamente 100 años. Sus pobladores poseen rasgos culturales muy arraigados y distintivos. En principio, pueden ser identificados como campesinos “criollos / indígenas” debido al intenso aporte de las culturas andina (kolla) y guaraní (chiriguana). Sus interacciones sociales, culturales, productivas, aspectos organizacionales, sus visiones; son evidentemente especiales en comparación con otros asentamientos humanos de la región. Dentro del Parque Nacional Baritú, se encuentra la Comunidad El Lipeo, compuesta por pobladores que se hallan en una precaria situación con relación a la tenencia de la tierra que ocupan y hacen uso ancestralmente. Estos poseedores precarios cuentan con un documento: el Permiso Precario de Ocupación y Pastaje (PPOP), este les acredita sus derechos bajo la “ocupación de hecho”. Los pobladores de la Comunidad Baritú no se encuentran dentro de la jurisdicción del PNB; pero al ser colindantes, sus actividades influencian ineludiblemente sobre este. Inexcusablemente se los incorpora al tratamiento de esta temática en razón de la necesaria y justa aplicación de un criterio integrador y abarcativo. Fundamentalmente “los pobladores” (se empleará este término solo a estos fines descriptivos) se hallan conformados por grupos familiares que constituyen la plataforma organizativa donde se tratan y resuelven las situaciones en general. “La familia” y más específicamente las familias nucleares, poseen un marcado sentido de la autosuficiencia y en consecuencia las interacciones productivas u organizacionales entre ellas son escasas. Efectivamente constituyen grupos “corporativos” por excelencia. Relacionado a ese hecho, se observan primarios mecanismos sociales que promuevan las interacciones recíprocas con fines comunitarios. La mayoría de los pobladores practica la agricultura migratoria de subsistencia y como complemento la ganadería de transhumancia

-    Comunidad Indígena “Alta Cuenca del Río Lipeo”: esta organización se encuentra en plena actividad con el objeto de obtener su Personería Jurídica ante el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI). Está integrada por las comunidades Baritú, El Lipeo y El Arazay. En total suman unos 600 miembros aproximadamente. A su vez es parte integrante del Qullamarka – Coordinadora de Organizaciones Kollas Autónomas de la Provincia de Salta. El PNB tiene un rol protagónico en el desarrollo de la organización ya que la promueve y colabora desde todo punto de vista: logístico, operativo, administrativo, relacional, técnico, etc.  
-    Comisiones cooperadoras de los establecimientos escolares: las comunidades El Lipeo y Baritú poseen escuelas de nivel primario. Cada establecimiento a su vez cuenta con una cooperadora escolar integrada por padres y/o madres de los alumnos. Esta desarrollan las actividades típicas de tales comisiones.
-    Religiones: Católica y Evangelista: antiguamente la Iglesia Católica poseía una exclusiva presencia en la zona, hoy decae lentamente debido al poder convocante, aglutinante y de contención de la Iglesia Evangelista. En El Lipeo la mayoría de los pobladores son evangelistas mientras que en Baritú existen escasos fieles de esta. 

Pobladores 
Actualmente existen pobladores dentro de la Reserva Nacional El Nogalar de Los Toldos, En el Parque Nacional Baritú los habitantes de la Comunidad Aborígen del Lipeo y Baritú eran considerados pobladores hasta que consiguieron la el reconocimiento por el Estado como Comunidades indígenas en el año 2001